Close

“Un lugar donde no se viene sólo a comer, se viene también a divertirse. Un restaurante intenso, de platos coloridos y elegantes. Un espacio que respira mi manera de ser y de vivir. Un espacio donde caben ilusiones, sueños y respeto. La Salita es mi casa.”

“Un lugar donde no se viene sólo a comer, se viene también a divertirse. Un restaurante intenso, de platos coloridos y elegantes. Un espacio que respira mi manera de ser y de vivir. Un espacio donde caben ilusiones, sueños y respeto. La Salita es mi casa.”

“Un lugar donde no se viene sólo a comer, se viene también a divertirse. Un restaurante intenso, de platos coloridos y elegantes. Un espacio que respira mi manera de ser y de vivir. Un espacio donde caben ilusiones, sueños y respeto. La Salita es mi casa.”

“Un lugar donde no se viene sólo a comer, se viene también a divertirse. Un restaurante intenso, de platos coloridos y elegantes. Un espacio que respira mi manera de ser y de vivir. Un espacio donde caben ilusiones, sueños y respeto. La Salita es mi casa.”

C/ Séneca 12 (esquina calle Yecla) | Barrio Algirós, 46021 Valencia, España +34 963 81 75 16

Una cocina con alma propia

Las raíces de nuestra cocina están profundamente arraigadas en nuestra tierra, en el olor a mar, en las horas bajo el sol en la huerta, en el aire puro de las montañas. Nuestra cocina es de cercanía, de mercado, de producto, pero con un alma que nos empuja a buscar nuevas texturas, nuevos sabores, nuevos aromas…nuevas experiencias.

Nuestros
platos

La cocina que hacemos en La salita es fruto de nuestro origen y nuestras vivencias. Al igual que nos vamos formando como personas a través de la gente que conocemos, los lugares que visitamos y las experiencias que vivimos, nuestra cocina también es un reflejo de las experiencias vividas.

Es un buen momento para que vengas a La Salita, porque este momento pasará y nunca más seremos iguales, seguiremos viviendo y cambiando…y con nosotros, nuestros platos.

Una cocina con alma propia.

Una cocina con alma propia.

Una cocina con alma propia.

Una cocina con alma propia.